Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
Inicio / Opinión / FATÍDICO VIAJE

FATÍDICO VIAJE

“El hombre es la medida de todas las cosas.  De los que son en

cuanto son y de los que no son en cuanto no son.”  Protágoras. 

 

Por: JAIME LOZANO RIVERA*

A mediados del año 2015, Otto Frederick Warmbier, de 21 años de edad, hijo de una familia judío-estadounidense, estudiante de comercio y economía de la Universidad de Virginia, se topó con un aviso publicitario que decía: “Viajes baratos a destinos de los que tu madre preferiría que te mantuvieras alejado”. La sugestiva oferta hecha por la compañía Young Pioneer Tours, duraba cinco días y su propósito era celebrar la llegada del 2016 en Pyongyang, capital de la República Popular Democrática de Corea del Norte. Se halla documentado que entre selfies, opíparas comidas, turismo y diversión en la nieve, transcurrió la permanencia de Otto en el país asiático. En la mayoría de las fotografías se le ve sonriente. No obstante, el  2  de enero de 2016, en momentos en que el estudiante estadounidense se disponía a regresar a su país, fue detenido en el aeropuerto de Pyongyang. Otto, supuso que se trataba de un procedimiento rutinario. No veía la hora de pisar suelo americano, reanudar sus estudios  y ver realizado su sueño de trabajar en la banca. Lejos estaba de imaginar que se hallaba en el reino de la intransigencia y la atrocidad de la dinastía comunista de Kim Jong Un, de 34 años de edad, en donde cualquier falta, por contravencional que parezca, se castiga severamente. El turista que abandone el itinerario permitido es considerado una amenaza para la seguridad nacional. Gobiernos autoritarios como el de  Kim Jong Un, tienden a sobrecriminalizar y sobresiquiatrizar el comportamiento de las personas. La única política criminal es la represión. El que piense diferente o contravenga las estrictas reglas, yéndole bien, terminará en un campo de concentración o anexo psiquiátrico,en donde lo “reeducarán”. Pese a su formación académica en la culta Suiza, Kim Jong Un, quien asumió el poder  en el año 2011, ha demostrado ser un dictador que  no tiene piedad, aunque le toque inmolar a su pauperizado pueblo. Vive de espaldas al resto del mundo. Su ideología juche (inculcada por su padre) defiende la independencia económica y política frente a los demás países. Amnistía Internacional denuncia, entre sus violaciones, la detención y el encarcelamiento arbitrarios, la tortura y las ejecuciones públicas (mediante la horca y el fusilamiento) ante grandes multitudes (y presencia de familiares). Está en el podio de países con más penas de muertes ejecutadas (China y E.U. lideran el ranking). La alienante propaganda oficial se encarga de lavar el cerebro de los niños y adolescentes. Nada saben del exterior porque el internet está censurado y la tv institucional solo emite canciones patrióticas y películas en las que “los malos” son los estadounidenses. Una pareja de recién casados, a la pregunta de cuál era su mayor deseo, respondió: “tener muchos hijos para que puedan servir al ejército, defender la patria y a nuestro líder”. El 70% de la población, vive sometida a un régimen de exclusión. En las provincias campea la pobreza y la ignorancia. “En Corea del Norte, todos son soldados, todos son delatores, todo es una unidad, todo es propaganda”, dijo Christopher Hitchens en  su artículo “De visita a otro planeta”. En los primeros cinco años de su mandato, Kim Jong Un hizo una purga de 340 miembros de las fuerzas armadas. Parientes muy cercanos del líder norcoreano han sido víctimas del ominoso régimen. Contradecirle es hacerle un guiño a la muerte y sus súbditos lo saben. Entre sus antecedentes está, ordenar el fusilamiento  de un  General que no lloró en el sepelio de su padre, Kim Jong il, otro tirano. Durante varios días, no se permitió cosa distinta que el duelo, incluso se hicieron encuestas para determinar quién mostraba el mayor pesar y esto se convirtió en un criterio para evaluar la lealtad al régimen. Aquellos que no activaron sus glándulas lacrimales, recibieron brutales castigos. También dispuso la ejecución del arquitecto del aeropuerto de Pyongyang, simplemente porque no le satisfizo el diseño del complejo. Igual suerte corrió el encargado del área de educación, al quedarse dormido durante un soporífero discurso del joven gobernante. La dinámica y lenguaje de los video game, su gran afición, los traslada a la vida real: ¡Beat’ em up! (golpéalo)..!Shoot’ em up! (dispárales), ¡Finish Him! (remátalo). Kim Yong Un, tiene claro que cuantos más adversarios elimine el jugador, más cerca está del triunfo. Su prioridad son las fuerzas militares y su objetivo es la unificación de las dos Coreas, bajo sus órdenes. Ni el embargo de las Naciones Unidas, ha podido frenar su carrera armamentística. Bajo su mandato, Corea del Norte ha ingresado al exclusivo club que reúne a los dueños de la bomba de hidrogeno. La comunidad internacional cree que posee suficiente plutonio como para fabricar seis bombas. En igual medida, se asegura que cuenta con una planta de enriquecimiento de uranio con miles de centrifugadoras. Así mismo, se alude a un arsenal de misiles de corto y medio alcance que se calcula en 800 unidades y que podrían alcanzar a Seúl, capital de Corea del Sur. Hace poco, el joven dictador anunció que el país había logrado miniaturizar una ojiva nuclear para ser utilizada en un misil de alcance intercontinental. Resulta  frecuente ver el desfile militar al paso de la Oca, disciplina en la que cerca de un millón de soldados, en meticulosa precisión, marchan con las piernas estiradas lo más alto posible y le gritan a su amado líder: ¡Mansei! (larga vida). Esta frenética coreografía del autoritarismo, popularizada por las falanges nazis, a la postre ocasiona tendinitis. Analistas occidentales consideran al infatuado y excéntrico Kim Yong Un, como uno de los hombres más peligrosos de la tierra por su alto poder de agresión nuclear. Se teme que una rabieta suya acabe con la aventura humana en el planeta: Game Over. En ese escenario, en un momento de tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte por su escalada nuclear, no fue una buena idea de Otto, hurtar el segundo día de su viaje, un afiche de propaganda política fijado sobre una pared del hotel donde se hallaba hospedado. Un video de 18 segundos,  en cuyas imágenes no se identifica con claridad a la persona que arranca el póster, fue la prueba incriminante. El 28 de febrero de 2016, en una rueda de prensa, entre sollozos, Otto reconoció haber obrado por orden de una iglesia protestante de Ohio y con apoyo de una organización universitaria con el fin de “dañar la motivación ética de trabajo del pueblo Coreano”. También expresó que la CIA estaba al tanto de su misión. ”He cometido el peor error de mi vida”, concluyó. ¡Menudo lío!. Fue la última vez que se vio en público. Dicha declaración está bajo sospecha de haber sido lograda bajo coerción. Tras un proceso sumario, en coreano,  el 13 de junio de 2016, el joven universitario fue sentenciado a 15 años de prisión y trabajos forzados por “actos hostiles contra el Estado”. Es un derecho soberano castigar sin piedad a los acusados de espionaje, se enfatizó en el fallo condenatorio. 17 meses después, el hermético e inamistoso gobierno de Kim Yong Un, en un escueto comunicado, informó que el reo norteamericano llevaba más de un año en estado de coma, derivado de un brote de botulismo, al haber ingerido un medicamento para dormir. Su repatriación se logró luego de una serie de contactos diplomáticos entre Washington y Pyongyang. Razones humanitarias, se adujeron. La humanidad a veces llega tarde. El equipo de médicos que evaluó a Otto a su regreso en Cincinnati, dictaminó que si bien no presentaba señal de maltrato físico, el compromiso neurológico era serio. No detectaron signo de botulismo. Calificaron su condición como “Estado de vigilia sin respuesta”, sin precisar las causas de las graves lesiones cerebrales. Un prisionero del tiempo. Nada qué hacer. Otto volvió de su viaje a Corea, sin volver antes a la vida.

 *Abogado U. Santiago de Cali

About Cali Cultural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *