Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
Inicio / Opinión / LA INTENCIÓN DEL PODER DETRÁS DEL MONUMENTALISMO

LA INTENCIÓN DEL PODER DETRÁS DEL MONUMENTALISMO

SEGUNDA PARTE

Por: MELINA MARÍN ESPINOSA*

Transcurría en Argentina la “década infame”, conocida así debido al fraude electoral bajo el que se configuraron diferentes gobiernos, comenzando con el golpe de estado cívico-militar llevado a cabo en 1930 que terminó por derrocar el  presidente Hipólito Yrigoyen, década que no finaliza hasta mediados de 1943 con el golpe de estado militar que derrocó al presidente Ramón Castillo. Dentro de este periodo gobernó Agustín Pedro Justo quien asumió la presidencia el 20 de febrero de 1932 y continuó en el poder hasta febrero de 1938, ello debido a las exclusiones del radicalismo, así como la represión y el ya consabido fraude electoral. Dentro de su mandato fue elegido como Gobernador de la Provincia de Buenos Aires Manuel Antonio Justo Pastor Pascual Fresco quien gobernó de 1936 a 1940 pasando así por los mandatos de Agustín Pedro Justo como de Roberto Marcelino Ortiz, quien ejerció la presidencia del 20 de febrero de 1938 hasta el 27 de junio de 1942. Su plan de gobierno se centró en la construcción de obras públicas que generarían empleo para así lograr enfrentar la crisis mundial desencadenada a raíz de la Gran Depresión que afectaba al país; es así como dispuso que se construyeran municipalidades, hospitales, cementerios, iglesias y escuelas, entre otros y adoptó los lemas de “Dios, Patria y Hogar” así como el de “Orden, Disciplina y Jerarquía” justificadas con la intención de dignificar el perfil oficial y paisajista de la región dentro de 110 municipios de la provincia. Es justo en este punto cuando aparece el arquitecto e ingeniero Francisco Salamone  (1897 Leonforte, Italia- 1959 Buenos Aires, Argentina) quien construyó entre sesenta y noventa obras en la provincia de Buenos Aires ubicadas en las localidades de: Azul, Saldungaray, Carhué, Laprida y Coronel Pringles. Hoy por hoy es considerado uno de los mayores exponentes del monumentalismo. La amistad que sostuvo con el Gobernador Fresco le permitió hacerse cargo de la construcción de los edificios públicos en la Pampa contando con la libertad de ejecutar el proyecto como él considerara mejor, es así como se levantaron en “piedra liquida” (hormigón), cementerios, municipalidades, mataderos y plazas cuya arquitectura se encontraba adscrita al movimiento arquitectónico denominado art déco, construcciones que también contaron con la visión futurista italiana  e influencia de la arquitectura fascista y nazi reflejada en la monumentalidad de dichas obras. Ante la relevancia que adquirieron estas construcciones surgieron muchos estudiosos del tema, hay quienes niegan la influencia del fascismo en la visión de mundo del arquitecto como hay quienes consideran que esto no es así y si tomamos en cuenta la época y los tipos de gobierno que se estaban instaurando podemos perfectamente optar por la segunda opción. El poder del Estado quedó claramente reflejado en la monumentalidad de sus obras, no podemos olvidarnos que quien decidió finalmente destinar presupuestos para llevar a cabo la construcción de las edificaciones públicas fue un personaje con una visión fascista cuyo eje se encontraba en la instauración del poder, si bien no podemos catalogarlo como un golpe de Estado si es viable reconocer que a través del fraude electoral lograron maquillar lo que bien puede verse como tal tenían todos sus esfuerzos direccionados a crear un Estado que al ser visto por la nación no tuviera duda de quienes ostentaban el poder. Dentro de los adagios populares en Argentina circuló uno bastante particular y que bien puede resumir un poco la dinámica entre el Gobernador y el arquitecto: “Lo que Fresco dispone lo construye Salamone”. Desconocer la incidencia política dentro del trabajo de Salamone nos deja tan sólo con la contemplación de la obra en sí y hace de lado el impacto que dichas obras –en su tiempo- tuvieron sobre los habitantes. No resulta a trasmano preguntarnos por  la intención detrás de estas construcciones. Todo ello sin desconocer el valor arquitectónico detrás de cada una de sus construcciones, las cuales fueron declaradas patrimonio cultural de la Provincia de Buenos Aires he incluidas en el 2010 dentro del Plan Federal Estratégico de Turismo Sustentable de las diversas zonas donde las construyó.

*Pintora. Cursó dos años de Historia (Universidad del Cauca). Estudiante de criminología.

About Cali Cultural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *