Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
Inicio / Opinión / LA INTENCIÓN DEL PODER DETRÁS DEL MONUMENTALISMO

LA INTENCIÓN DEL PODER DETRÁS DEL MONUMENTALISMO

PRIMERA PARTE

“Atrás del silencio se oculta el ruido ensordecedor de todos aquellos que han

 querido dominar y controlar de alguna forma a las sociedades.”

 Ed. Hernán Spehrs

Por: MELINA MARÍN ESPINOSA*

Caminamos a diario entre las construcciones de cemento, incluidas las moles que silenciosas se levantan cortando el viento y dándonos sombra, reconocemos su funcionalidad mas desconocemos su intencionalidad, sabemos que unas están diseñadas con carácter habitacional, otras son para albergar fábricas, oficinas o almacenes, sin embargo dentro de todo este amplio panorama arquitectónico sobreviene la intención del poder detrás de la creación de ciertas edificaciones y es este aspecto el que pretendo abordar en el presente escrito, haciendo así referencia al monumentalismo. Este consiste en la elaboración de grandes obras arquitectónicas o artísticas encaminadas a generar en quien las observa un impacto de fuerza mayor, muchos de los edificios creados bajo este estilo se diseñaron así para hacer sentir a quien los observaba lo pequeños que podían ser al lado de la imponencia del poder, dicho de otra forma, usted está reducido a su mínima expresión conforme a lo que nosotros -el Estado- podemos hacer.

Las construcciones de este tipo fueron levantadas en hormigón, dicho material cuenta con la capacidad de ser maleable, no sólo sirve para hacer estructuras planas, verticales u horizontales, por el contario se presta para encontrar formas variadas que permiten darle a la arquitectura su respectivo toque de movimiento, en esta medida el hormigón se convirtió en un magnífico aliado para los arquitectos modernos quienes después del Imperio Romano -época en la que se empleó este elemento con notable destreza- comenzaron nuevamente con su aplicación. El hormigón fue descubierto por uno de los  padres de la ingeniería moderna, John Smeaton, dándole paso así al hormigón armado en el siglo XIX. Posteriormente el francés Eugenio Freysinnet fue quien logró desarrollar el hormigón pretensado –conseguido a través de someter el material a una compresión intencional por medio de barras, alambres o  cables de alambres de acero tensados y anclados al hormigón- dicho hallazgo no es usado sino hasta después de la Segunda Guerra Mundial cuando se vieron avocados a reconstruir un sinnúmero de edificios en breve tiempo. Es con la llegada de los regímenes totalitaristas que el monumentalismo con su carácter político comienza a tomar forma dentro de la modernidad, entonces la arquitectura de carácter fascista adquiere fuerza y relevancia durante el mandato de Benito Mussolini seguida a posteriori por Adolfo Hitler  quien no desconoció que la  idea fundamental de este tipo de arquitectura estaba centrada en coadyuvar a favor de la configuración de un estado fascista. Si nos movemos un poco más atrás en el tiempo nos encontramos con las catedrales e iglesias, que si bien no podemos adherirlas al monumentalismo si podemos pensar en la razón de la imponencia de sus construcciones que para el caso debían hacer sentir, a las personas, el poder absoluto de Dios y así fomentar el temor a este para lograr generar el dominio que requerían para llevar a buen término sus planes. Posteriormente nos encontramos con edificaciones que bajo el sello de la modernidad y el Estado pretenden ratificar su dominio ante las sociedades, indistintamente del periodo o estilo arquitectónico que se esté hablando debemos reconocer que la intencionalidad detrás de este tipo de construcciones gigantescas está direccionada a fortalecer el miedo, bien sea a Dios o al Estado. El punto en cuestión es dejar claro que siempre ha de existir algo que se encuentra por encima del grueso de la población y cuyo poder -claramente asentado en la minoría- es más contundente que el poder de las masas. Cuando pensamos en lo que fueron los regímenes totalitarios podemos imaginar perfectamente la premura que estos tenían por erigir su poderío a la vista de todos, no carecía de lógica para quienes ostentaban el poder ratificarlo también con la arquitectura, entre más aspectos de la configuración social abarcaran sus propósitos –según ellos- adquirirían mucha más relevancia e impacto.

Si bien Latinoamérica no contó con una transformación monumentalista como la que puso de manifiesto Europa, no podemos desconocer la repercusión de dicho movimiento y un ejemplo de ello lo encontramos en las construcciones realizadas por Francisco Salamone en Argentina, historia que abordaré en el siguiente artículo.

*Pintora. Cursó dos años de Historia (Universidad del Cauca). Estudiante de criminología.

About Cali Cultural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *