Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
Inicio / Opinión / LAS LÁGRIMAS DE DON MUSA
El video enviado por la familia del ladrón-senador a los medios resulta de un patético cómico único en su género.

LAS LÁGRIMAS DE DON MUSA

Por: VILMA PENAGOS CONCHA*

Ya sabemos que nuestra dirigencia política y nuestra dirigencia económica puede sorprendernos con cualquier cosa, pero lo que nunca alcanzamos a adivinar es hasta dónde puede ir ese “cualquier cosa”. Por eso, al ver el video de la familia Besaile en esa escena de teatro barato para pueblo ignorante, nos asombra la capacidad de estupidez y de falta de coraje.

El video enviado por la familia del ladrón-senador a los medios resulta de un patético cómico único en su género. Los hijos del bandido lloran desconsolados, y la esposa sin ningún pudor ni rubor,  declara que su esposo, don Musa, es un excelente ser humano y que dios es testigo.

Puedo pensar que la señora, don Musa y sus vástagos se creen su película, no que robar sea bueno, sino que sea legítimo. Para la mayoría de los políticos de todos los tiempos “hacer política” es sinónimo de “robar el dinero público” y eso está bien, de lo contrario para qué hacer política. Esto es lo que les han enseñado desde siempre, o acaso alguien se atreve a afirmar que la corrupción apareció en las últimas décadas. No! la casta política la ha practicado durante todo el periodo republicano y fue lo que aprendieron de sus legítimos antepasados de sangre española y real: robar al pueblo, sin ningún pudor y con la bendición de dios y de la iglesia, por eso a la señora no le da ni cinco de pena.

En Colombia robaban antes de que este territorio se llamara Colombia, robaron los españoles con la bendición de dios y del rey, robaron los criollos y para eso sacaron a los españoles de aquí, para no compartir con ellos el producto del robo. Robaron los grandes estadistas del siglo XX, López Michelsen y los primeros auto-préstamos en el Banco de la República, la familia Gómez en Cusiana, robó la casa Pastrana y no solo votos, el señor Soto Prieto que se llevó la plata a Suiza y le dieron la nacionalidad para protegerlo. Las familias patricias colombianas nos han enseñado que es legítimo robar, o mejor, que apropiarse de los dineros públicos es legítimo, hay un dicho paisa que dice: “haga plata mijo, hágala bien, pero si no, haga plata”. Una vez escuché a una persona cercana decir que un pariente suyo, que había sido nombrado en un alto cargo público, tenía que aprovechar su cuarto de hora, cuando intenté comprender que era eso, ella, sin ningún empachó dijo que tenía que aprovechar el cargo para mejorar sus finanzas, en otras palabras, robar en las modalidades de coima, chanchullo, sobrefacturación, miti-miti, porcentaje o como lo quiera llamar.

Robar los bienes públicos es la peor enseñanza que nos dejó la Corona Española, y es un saber tan profundamente arraigado en la mayoría de los colombianos y las colombianas que lo creemos natural, incluso, el que no lo haga es un pendejo. Por eso deshacernos de esa tara va a ser bien difícil, sobre todo si el estado de educación ciudadana sigue como está.

La mayoría del Senado de la República está ocupado por personas que llegaron allí robando y llegaron para seguir robando. Se pueden contar con los dedos de una mano los que no lo hacen. Es más, es posible decir que llegaron por su habilidad para robar a nombre de otros. En efecto, lo que hay que decir es que ese robo  continuado a lo largo del siglo XX está avalado por los grandes líderes y las grandes familias patricias que son las reales beneficiarias del robo y de la legislación que sus siervos aprueban; porque don Musa, don Bula, doña Yidis no son más que siervos de esos grandes barones y guardan con ellos lazos de lealtad de corte mafioso o medieval. Ellos no van allí a hacer la política de Platón, no! van a cumplir órdenes de sus caciques electorales que a su vez trabajan para su señor feudal y éste para el rey, pero el rey no se unta, siempre sale limpio. Limpio está Vargas Lleras, limpio está Uribe, Limpio está Santos, limpios todos hasta el final de los tiempos. ¿Cuál es el pecado de don Musa entonces? Casi que lloro con ellos.

About Cali Cultural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *