Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
Inicio / Opinión / OBJECCIONES A LA CONVOCATORIA ESTÍMULOS 2016

OBJECCIONES A LA CONVOCATORIA ESTÍMULOS 2016

La Convocatoria Estímulos de parte de la Secretaría de Cultura y Turismo de Cali se inició el año pasado (2015) después de mas de 20 años de destinar presupuestos a punta de decisiones personales que solo beneficiaban a los que tuvieran mas vínculos, se agraciaran o tuvieran suerte con los funcionarios de turno o con algunos concejales de la ciudad. Claro que esto aún continúa y algunos son los mas beneficiados. Sin embargo con la puesta en marcha de manera demasiado tímida, el año pasado, pues solo se aprobaron 300 millones de pesos para todos los participantes del Sector Cultural de Cali y sus corregimientos, se da inicio a esta apuesta que habíamos solicitado desde hacía mucho tiempo y de manera pública, ya que esto era y es un imperativo para ir democratizando los presupuestos de esta Secretaría en una ciudad que los necesita con urgencia y que ha crecido mucho en sus numerosas actividades culturales (ver artículo titulado “Llamado urgente a la Secretaría de Cultura y Turismo del Municipio para abrir Convocatorias” en Edición Nº 170 año 2012 de Cali Cultural). Este año se llevó a cabo la segunda Convocatoria Estímulos 2016, cuyo presupuesto aprobado el año pasado ascendía a un valor de 2 mil millones de pesos para los participantes y mil millones dedicados a la organización de la convocatoria. A pesar de haber aumentado substancialmente con relación a la primera, fue un presupuesto pequeño si se tiene en cuenta la diversidad de gestores, medios, grupos, asociaciones, fundaciones, etc. que existen en la ciudad y si se tiene en cuenta el presupuesto general con que cuenta esta Secretaría que es de mas de 50 mil millones de pesos. Para esta convocatoria hubo 481 participantes, de los cuales solo 174 fueron seleccionados. Es decir quedaron por fuera mas del 70% de los participantes y pensamos que aún hay mas que no participaron (¿Fallas en los talleres o falta de presupuesto?). Consideramos que si se le dedican dos mil millones a los participantes, dedicar mil millones de pesos para  la organización o preparación de una convocatoria es exagerado, si se tiene en cuenta el valor destinado a todo el Sector Cultural de Cali y sus corregimientos y sobre todo si se analizan algunos gastos como cartillas, cuadernos, C.Ds, memorias, gastos de impresora, etc., etc. Mucho material que no es necesario para una convocatoria y que se hubiera podido invertir en mas presupuesto para los participantes. Por otro lado una Secretaría con tanto personal no debería subcontratar un nuevo operador sin experiencia, para hacer un trabajo de organización de un proyecto, debería utilizar su propio personal para ahorrar ingentes recursos.

Este año el Periódico Cali Cultural a través de la Fundación Cali Cultural participó en la Convocatoria Estímulos 2016 y justamente aquí nos dimos cuenta muchas falencias que presenta esta convocatoria,  desde el punto de vista del Área de Medios Comunicación (aunque hay algunos puntos que son transversales a todas las áreas) y de las cuales queremos presentar los cuestionamientos respectivos en busca de querer tener una mejor convocatoria el próximo año.

En el tema anterior habíamos visto el número tan alto de descalificados (70%) que es una cifra sorprendente, por eso hemos querido hacer pública la manera injuriosa e injusta como fuimos descalificados en esta convocatoria por uno de los jurados y por lo cual nuestra participación no quedó seleccionada. Aunque, cabe decir, que esto le ha podido o le puede suceder a otros participantes. En la primera parte de la descripción del proyecto que presentamos se había escrito la siguiente frase: “…para medios de comunicación cultural, como éste, no se debería exigir la presentación de artículos, sino la presentación de las ediciones nuevas o en curso, ya que la preparación de cada edición requiere de mucho esfuerzo, mucho sacrificio y altos costos. El solo esfuerzo de una edición bien merece el Estímulo y no debería exigirse poner a trabajar mas (preparando artículos) a quien organiza una obra nueva”. Al leer la frase esta jurado señaló: “Me abstengo de calificar esta propuesta”. Y por supuesto, no realizó su trabajo, ni siquiera leyó el proyecto, pero colocó como calificación en todos los ítems 0 (cero). Es decir el proyecto Cali Cultural en su contenido, su trayectoria, su viabilidad y su impacto, NO TUVO NINGÚN VALOR! Una cosa es abstenerse y no calificar y otra es colocar 0 (cero) en todos los ítems para sacarlo de la convocatoria. Pensamos que cualquier participante puede hacer sugerencias (que pueden agradar o desagradar) pero eso no debe impedir a un jurado calificar; es su deber y esto no se no se hizo, además se estaban presentando los artículos requeridos. Por lo tanto este comportamiento es falto de ética y responsabilidad. Este jurado ha debido buscar a otro jurado para realizarlo si es que no quería hacerlo, pero nunca ha debido hacer lo que hizo. Este es un comportamiento grave y altamente injurioso e injusto. Esta clase de comportamientos deben ser sancionados y este jurado no debe ser nunca mas tenido en cuenta para otras convocatorias. Lo mas incomprensible y triste es que la Secretaria de Cultura y Turismo no presentó ninguna disculpa ante semejante agravio después de que nos dimos cuenta de lo ocurrido y de haber denunciado el hecho, al contrario se ratificó en esta grave falta diciendo: “…la Secretaría de Cultura y Turismo de Santiago de Cali y la Pontificia Universidad Javeriana se allanan a los conceptos emitidos por el Jurado, por tanto, no está dentro de sus funciones reconsiderar las evaluaciones proferidas por estos últimos. De esta manera, queremos ratificar nuestra confianza en la selección de la terna de jurados que participó en la revisión y fallo de las diferentes propuestas…”. (En otro aparte rezaba: fallo inapelable y no hay recurso de apelación). ¿Qué tal? No hay ningún reglamento para ellos. Esta actitud no castiga solo a un grupo de personas, sino a miles de personas que se benefician de este trabajo. Aunque lo que mas duele no es tanto el valor económico, que era irrisorio, sino la actitud grosera e injusta y sobre todo no presentar ninguna disculpa. Si muchos de los que fueron descalificados sufrieron esta vejación u otras parecidas, qué podemos seguir esperando de las próximas convocatorias?

Por otro lado, desde el Área de Medios de Comunicación nos sorprendió que siendo nosotros un medio de comunicación cultural no se nos tomara en cuenta para la difusión de esta convocatoria (en la cual se invirtieron mas de 115 millones de pesos), claro que este medio tampoco es tenido en cuenta para la difusión casi ninguna de las actividades culturales que esta Secretaría realiza para sus eventos, a pesar de ser el único medio de comunicación cultural que publica la actividad de toda la ciudad, que hacemos parte del Sector Cultural de la ciudad de Cali y considerados como el mas importante medio cultural, ya que se le da prioridad a comerciantes que imprimen o a otros medios, cuyo rol principal no es la vida cultural.

Es de resaltar que el área de “Periodismo Cultural” fue la peor clasificada en esta convocatoria y casi la única con el mas insignificante presupuesto. No se tuvo en cuenta la trayectoria (el tiempo de recorrido) de los medios culturales y curiosamente un medio de comunicación cultural fue equiparado con un comunicador y por lo tanto se les otorgaba el mismo presupuesto. Como si un comunicador tuviera que llevar toda la tarea de organización, investigación, corrección, edición (impresa y virtual), impresión y distribución de un periódico. Y un comunicador sin ninguna experiencia tenía el mismo nivel que un medio con trayectoria de mas de 10 o 15 años. Es decir, no hubo investigación para analizar esta área, a pesar de haber entre los coordinadores algunos comunicadores, y aún siendo comunicadora la misma Secretaria de Cultura. Hubo participantes en otras áreas, con proyectos sin mayor relevancia, que solo tenían pocos días de haberse constituido y sus proyectos fueron aprobados con montos superiores a los de los medios. Otro aspecto que es supremamente grave, aunque no tenga nada que ver con la Convocatoria Estímulos es la decisión que se ha tomado de no incluir dentro de los miembros del Sector Cultural a los Medios de Comunicación Cultural. Estos medios fueron enviados, junto con todos los demás que existen en la ciudad (todos mezclados), a la dependencia de Comunicaciones de la Alcaldía y de esa manera no somos tenidos en cuenta ni siquiera para una cita con la Secretaria de Cultura. Por eso solicitamos el apoyo de todos nuestros lectores y del Sector Cultural para que envíen mensajes a esta Secretaría (por correo electrónico y redes sociales) para que los Medios de Comunicación Cultural se incorporen a esta Dependencia y se acabe esta exclusión y para que se nos brinde la oportunidad de participar en parte del presupuesto que se dedica a toda la difusión de los eventos culturales. Este medio ha trabajado durante 20 años para toda la ciudad y no es justo que ahora se nos excluya de todo, incluso de un sencillo reconocimiento que solicitamos por nuestros 20 años. Estamos en una situación crítica y necesitamos el apoyo de todos.

También pensamos que no es justo que algunos grupos que ya reciben apoyos de parte del municipio (hasta de 50 millones) y otros hasta con mas recursos, catalogados como “únicas excepciones”, participen en estas convocatorias. Consideramos que es inaceptable que mientras la mayoría solo pueden recibir pocos millones y se descalifican a cientos, otros que sí reciben mayores ingresos puedan obtener mas recursos de los pocos asignados a los participantes. El mundo cultural es muy diverso y no solo existen algunas expresiones artísticas o culturales que pretenden ser casi las únicas o las mas representativas de la cultura o a las cuales se les ha querido dar dicha  relevancia y a las cuales se les brinda todo el apoyo y todos los privilegios. Hay otros, como en este caso, nosotros, así sea que no estemos organizados en grupos, que también creamos y desarrollamos mucha cultura en formación de públicos, en arte, en historia, en filosofía, en  religión, en cultura ciudadana, en el proceso de paz, en política, etc. que apoyamos a millones de personas y tenemos un gran impacto en la comunidad y llevamos 20 años de trabajo dirigido a toda la comunidad y especialmente al Sector Cultural, que merecemos un apoyo justo y equitativo y que podríamos hacer un trabajo muchísimo mas grande si contáramos con mas recursos. “No reunimos 5 mil o 10 mil personas en un recinto, pero si reunimos millones de manera silenciosa…”. ¿Por qué tanta exclusión? Hay participantes que reciben ingresos y no producen casi nada o repiten siempre el mismo refrito o traen “invitados” de otras ciudades o países, a través de eventos, utilizando el presupuesto local del municipio, que debería tener prioridad solo para los que vivimos y trabajamos aquí. No es justo que mientras muchos de los que viven  aquí, que trabajan y no cuentan con recursos suficientes, a otros se les den presupuestos para invertirlos trayendo artistas de otras ciudades o países. Los eventos con invitados de otras ciudades o países sí se pueden llevar a cabo pero con presupuestos que sus organizadores o “empresarios” gestionen con empresas privadas o con el Ministerio de Cultura. Esta diferencia de presupuestos para unos y otros no es democrática y es una bofetada para aquellos que reciben un ínfimo presupuesto. No hay igualdad de condiciones. No se tiene en cuenta en muchos casos el mérito, el trabajo serio y dedicado, pues casi siempre existe el lobby, las “buenas relaciones”, etc.

Otro aspecto que consideramos ilógico es que la Secretaría de Cultura y Turismo, teniendo tanto personal y sobre todo teniendo un personal encargado de recibir la correspondencia, haya obligado a todos los participantes de la Convocatoria a enviar “por correo certificado” los sobres de las propuestas a su misma sede. Ni siquiera el Ministerio lo hace para los habitantes de Bogotá. Los talleres fueron mal coordinados. Si se hubieran organizado con tiempo y por lo menos, anunciado de manera oportuna y por canales idóneos, es posible que mucha mas gente hubiera podido asistir. La alta descalificación no será una consecuencia de esta mala orientación? También pensamos que es lamentable que siendo la Secretaría de Cultura y Turismo de Cali la organizadora de la Convocatoria no haya escogido sus instalaciones para hacer los talleres, tampoco es necesario hacer un lanzamiento; una convocatoria se puede hacer simplemente a través de algunos canales idóneos y así se ahorran muchos recursos. Otro punto importante que hay que resaltar es que se debería pensar seriamente en la selección de los jurados. Se necesitan personas con idoneidad, ética, responsabilidad y con mucha experiencia sobre todo en el campo en el cual  intervienen, ya que por lo menos en nuestro caso fueron terriblemente desastrosos.

Si estas reflexiones se hacen solo para un área de todas las que participaron, creemos que debe haber mucho por revisar en las demás. Claro que hay muchos miembros del Sector Cultural que no osan hacer comentarios, ya que éstos normalmente no son bien vistos o bien recibidos. Nosotros lo hacemos solo con la intención de que esta Secretaría cambie y sea un modelo de ética, de transparencia, de inclusión, de justicia  y de respeto en Colombia. Ya son suficientes mas de 20 años de exclusión y maltrato para numerosos miembros del Sector Cultural que no hacen parte de los “privilegiados”. Esa no es la manera como se hace cultura ciudadana, o como se utiliza el arte para pintarlo de postconflicto o  como se pretende maquillar la Paz que intentamos buscar. Solo cambiando de actitud podremos vivir mejor. Tenemos formas de hacer cambios pero el egoísmo no nos deja. Miremos a nuestro lado y reconozcamos al otro. Invitamos a todos aquellos que se han podido sentir agredidos de parte de la Secretaría de Cultura en esta Convocatoria a enviarnos sus opiniones para poder publicarlas en nuestras próximas ediciones.

About Cali Cultural

One comment

  1. paola andrea villanueva

    Asopazporuncambio@gmail.con. Paola andrea villanueva castaño soy cultura comuna16 distrito de aguablanca. Barrio antonio nariño quosieta tener oportunida de apoyar con mi saber y con la cultura minimisar las fronteras imaginarias de nuestro sector pero necesito a poyo tel 3106907689

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *