Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
Inicio / Arte / TITERESINBARRERAS MUÑECOS Y PANTOMIMA PARA TODOS

TITERESINBARRERAS MUÑECOS Y PANTOMIMA PARA TODOS

Por: TOMÁS LATINO*

El juego y el teatro de títeres para la primera infancia deberían ser considerados  en la tarea educativa como unos componentes fundamentales en la transmisión de saberes a los niños, pues son elementos importantes para lograr una didáctica dinámica y una herramienta clave en la formación integral del educando, sin embargo este aprendizaje se ha convertido en una actividad casi suntuaria, una tarea prescindible, un pasatiempo, una  entretención, mucho más cerca de la recreación superficial que de la educación activa y percibida  más desde el acto comercial que del propósito cultural.

En más de treinta años de experiencia presentando obras con muñecos y juegos escénicos a lo largo del continente latinoamericano; de visitar y usar efectivamente los improvisados escenarios de comunas barriales, casas de la cultura, locales de sindicatos, parques, calles y avenidas y sobre todo escuelas y colegios públicos de veredas, municipios y capitales, un común denominador se hizo siempre constante: la ausencia de patrocinadores, sostenedores, acompañantes y solidarizantes en la gestión de actividades teatrales fuera del circuito comercial.

En todo este tiempo de trayectoria los titiriteros y teatristas profesionales nos hemos presentado casi exclusivamente en instituciones de carácter privado, dirigiéndonos a un público infantil de una clase social económicamente pudiente, en donde el niño asiste a la presentación pagando una boleta (taquilla) con una premisa que la antecede: el pasatiempo y el entretenimiento sin más.

Por supuesto esta clasificación hace que los organizadores no le concedan relevancia a la temática que aborda la obra (puede ser cualquier cosa, Caperucita, Pinocho, etc.) y que el día y el horario escogido para realizar el evento esté aparte del tiempo ordinario en que se desempeña la diaria actividad educativa. Una especie de pasatiempo marginal visto como una superficial y merecida pausa en el trabajo “importante” que hacen los maestros, profesores y estudiantes en la rutina de todos los días.

En la escuela pública latinoamericana desafortunadamente casi nunca se ha considerado la actividad artística y artesanal del juego y el teatro de títeres desde su posibilidad pedagógica, ni como herramienta eficiente para la adquisición de conocimiento, ni para desarrollar un marco didáctico eficiente, ni como herramienta para ampliar y despertar la sensibilidad, la emoción y la expresión creadora de la primera infancia.

Este concepto de actividad suntuaria, de algo que es complementario y no imprescindible; ese  bajo status que posee la clase de arte en general; ese no reconocimiento de los elementos sensibles, creadores, fantásticos e imaginativos; ese criterio de que las emociones no son para ser mostradas y expresadas sino que permanecer en el ámbito privado, personal y en la reserva individual, es lo que hoy por hoy tiene estancada a la convencional educación formal. El crecimiento personal se da entonces entre las cuatro paredes del positivismo intelectual y dentro de esa hegemonía de la razón, que el hombre contemporáneo llama la realidad.

La desprotección del Estado y la sociedad civil en cuestiones de pedagogía artística y difusión de la actividad creadora para la primera infancia en cualquiera de sus manifestaciones es una constante. Ni el Ministerio de Cultura, ni el Ministerio de Educación, ni las Alcaldías Municipales, ni las Casas de la Cultura, ni los Fondos Mixtos y mucho menos las empresas e instituciones privadas, consideran o  valoran la promoción y difusión de la expresión artística, (con excepción del modelo incipiente de las Empresas Culturales que propenden como conclusión del tan manido “emprendimiento”, convertir el arte en un producto y la acción cultural en un servicio).

Para los titiriteros didácticos, el campo de la pedagogía y la educación ha sido el terreno natural para desarrollar actividades creativas, aunque casi siempre en instituciones privadas que dicen entender que la lúdica y el arte son necesarias herramientas educacionales, aunque nunca otorguen el tiempo necesario para implementarlas de manera continua, así que ocasionalmente y para fechas especiales contratan a un grupo de titiriteros para que presenten una obra como parte de un souvenir del semestre escolar.

Como resultado de esa pertinaz indiferencia sobre las cualidades que poseen las diferentes formas de sensibilidad creadora, el programa para la primera infancia padece la ausencia de estas actividades que a nuestro criterio son altamente formadoras y quedan relegadas, omitidas o desplazadas, con la anuencia otorgadora de padres y  maestros.

También entre la población está ampliamente aceptada la práctica musical estimulada por comerciales programas televisivos como La Voz Colombia, Factor X o American Idol ,propuestos y considerados como una forma válida de trepar la pirámide económica (fama y dinero) a través de un concurso “artístico” y lograr llegar al efímero triunfo egocéntrico de la empatía identificadora de la subcultura popular. Esto es en la actualidad un negocio más de la libre competencia en el marco capitalista de someterse a los intereses de la industria del espectáculo y el entretenimiento que busca por medio de la complacencia mayoritaria (raiting) los beneficios del reconocimiento general y el confort particular.

La acción didáctica y su efecto pedagógico son posibles por medio del juego y sus particulares reglas. Es necesario iniciar entonces la tarea, de ir al encuentro, con vocación de servicio, con el espíritu, con la emoción, con el corazón.  Los pequeños estudiantes aprehenden el mundo a través del juego y el arte los sensibiliza para la convivencia democrática. Es innegable el impacto emocional que produce el drama y como predispone a los niños y niñas de la primera infancia para que encuentren de manera vivencial las respuestas fundamentales para la vida.

Nuestra propuesta es que a través de las redes sociales se informe al público en general sobre la gira permanente que El Teatro del Cromasol a iniciado por el territorio colombiano. El recorrido tiene un marcado acento popular porque pretende llevar el teatro de títeres a los infantes que nunca tienen acceso a ellos, a las escuelas públicas a los centros de acción comunal, es decir a los lugares donde nunca llega el teatro y el juego escénico. Las formas de hacerlo posible: Primero, con un Aporte básico. Todas las Instituciones y personas naturales podrán contribuir económicamente con un mínimo de cincuenta mil pesos mensuales para que haya funciones de títeres gratis en todos los barrios y escuelas de Colombia. Segundo: Alimento, hospedaje y transporte, este último, desde nuestra sede al lugar de presentación (ida, permanencia y regreso). Tercero: Vaca de vecinos. La junta de padres de familia podrá solventar los gastos inherentes a la presentación de los títeres. Los aportes económicos recogidos entre los vecinos, servirán también. Cuarto: Una Institución sola o con otras. En alianza mutua correrán con el compromiso establecido de concretar de llegada y regreso y la logística necesaria para el desplazamiento y montaje titiritero hasta el lugar escogido.  Quinto: Donaciones. Las personas o instituciones que deseen hacer una donación en especie o en dinero para apoyar las causas emprendidas podrán hacerlo en forma legal a nombre de la Fundación Tierra Caliente. Cuenta de ahorros Nº 869-1804-5637 de Bancolombia. Formas de vinculación: Si un grupo de vecinos, o de estudiantes o padres de familia han pensado en una actividad viva y estética para compartir con los niños ésta es la oportunidad para que yo presente los muñecos en su comunidad. Solo tienen que proporcionarnos el transporte, las comidas y el alojamiento. Solo soy yo y no cobro por la presentación ya que hay otros patrocinadores que sostienen el proyecto. Mi teléfono celular: 3135054388 – mail: yotomaslatino@gmail.com

About Cali Cultural

2 Comentarios

  1. Paola Andrea Osorio Arango

    En este momento estoy viendo una entrevista con el director del periódico en el canal universitario… yo no había escuchado de este periódico… pero me encantó, felicitaciones por sus 20 años.

  2. Si sería muy interesante que a través de las redes sociales se le informe a la gnte sobre las actividades de El Teatro del Cromasol y de diversas compañias para ampliar las agendas de eventos y actividades que a veces muchos turistas no encuentran con claridad que ponerse a hacer en sus vacaciones en Colombia

    Además por ser muy popular y orientado a los niños. Es inaudito que lugares donde nunca llega el teatro y el juego escénico.

    Se necesita mucho apoyo aun a estas expresiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *